Archive for junio, 2017

Verano, tiempo de lamentos

miércoles, junio 21st, 2017

La clase política está tan mal vista que últimamente se les atribuyen todos los males. Incluso algunos que difícilmente son achacables a nuestros estimados políticos. Es la práctica del que no llora no mama. Quejarse una y otra vez para conseguir que las administraciones solucionen unos problemas, que a veces, no tienen solución.

Se quejan hoteleros, comerciantes, taxistas, ecologistas, los partidos de la oposición e incluso del gobierno. Es un poco como el fútbol, quejarse por una jugada no pitada, con la esperanza de que en la próxima te beneficie.

Que los ciudadanos se quejen se puede entender, ya que son los que mantienen todo el sistema, a través de sus impuestos. Ahora bien, la cosa no se nos tiene que ir de las manos. La administración no puede (ni debe) estar por todo.

Últimamente se han oido unas críticas poco fundamentadas. En Cala Blanca por ejemplo hay quejas de que el agua tiene un color verdoso. Piden al Consell que actúe. Pero esto pasa cada año. Se debe a una microalga que tiñe el agua. ¿Qué puede hacer el Consell? Pues nada. Igual que no se pueden cortar los pinos porque alguien es alérgico, tampoco se pueden eliminar estas algas.

Igual pasa con la posidonia. Se exige que se retire, aún cuando es imposible, como en Son Saura, que por mucho que las quiten de la arena, un día después vuelven a estar allí, ya que toda la orilla y el mar está plagada de posidonia.

Y más de lo mismo con los parkings de las playas. Muchos reclaman que se amplíen, sin pensar que las calas tienen los mismos metros aparquen 400 coches que 800. Después nos quejaríamos que hay mucha gente. Y las playas no se pueden ampliar. De momento nadie lo ha pedido. Tiempo al tiempo.

Al final todo tiene que ver con el turismo. El verano es tiempo de lamentos. Siempre lo ha sido. Cuando venían menos turistas porque eran pocos y ahora que vienen muchos porque la Isla está masificada.

Les miquetes del pastís

miércoles, junio 7th, 2017

Menorca i la resta de Balears fa uns deu anys que reclamam la tarifa plana en els vols entre illes a 30 euros. I fins ara poc s’ha mogut la cosa, més que bones paraules i moltes proposicions no de llei. Ha fet falta que un únic diputat d’una formació (Nueva Canarias) que per aquí no coneixia gairebé ningú aconseguís en manco d’un mes el que cap representant de Balears havia aconseguit en una década: que a partir de juliol puguem anar a Palma per poc més de 20 euros. És el que té tenir la clau dels pressuposts de l’Estat. I mira que bé, aquesta vegada ens hem beneficiat, encara que sigui de rebot.

El que evidència tot aquest panorama, una altra vegada, és que Balears no pinta res a l’Estat, ni pels que el governen (ara PP, abans PSOE). Per molt que el president Rajoy intenti vendre en un acte del PP a Inca que ens dóna per la gràcia de Déu el regal d’un descompte del 75 per cent als vols entre illes, tothom sap que el que tindrem serà gràcies a Nueva Canarias.
La reflexió per Balears, i supòs que per la resta d’autonomies, és clara: el que faria falta es un Nueva Canarias a Balears; a Madrid no calen diputats dels grans partits que l’únic que fan és dir amén als seus líders, sense capacitat (ni llibertat de plantar-se si cal) per lluitar en benefici dels ciutadans que els han votat.

Ara bé, és el que va intentar Més a les eleccions de desembre de 2015 i la gent li va donar l’esquena. Manco de 34.000 vots i un 7 per cent, la meitat del que faria falta per tenir un representant alCongrés.

Però qui sap en el futur. I si passa? i si també passa a altres autonomies? El Congrés es podria acabar convertint en una amalgama de partits regionalistes on cadascú lluita per la seva part del pastís. Sense una visió general. Realment és el que volen? Doncs és el que sembla que s’està aconseguint amb aquest mercadeig en el que s’han convertit els pressuposts generals de l’Estat.